32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
CESAR LOPEZ - LIVE

Brenda Besada Rodríguez

No se puede hablar del saxofón en el jazz cubano, sin mencionar a uno de los mejores intérpretes que le ha dado nuestra Isla a este instrumento: César López. Además este talentoso instrumentista es asimismo, arreglista, compositor, y director de la agrupación Habana Ensemble, que habitualmente lo acompaña. En conjunto, el maestro y su banda, han concebido una producción discográfica realizada a partir del concierto en vivo que ofrecieran en la Sala-Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, y que gratamente ha quedado recogido en formatos de audio y audiovisual, bajo el título de “Live”.

Su protagonista advierte desde las notas que grafican el diseño, que el CD-DVD comprende una nueva y sólida etapa en la creación de Habana Emsemble, y que su principal característica es el cambio de formato de la banda, que a la vez, modifica el resultado sonoro, pues implementa la presencia de la guitarra eléctrica como único instrumento armónico. Así, desde las manos de Emilio Martiní se desarrollan las progresiones armónicas, apoyadas por una sólida y rítmica línea de bajo que aporta el también veterano José Hermida, a quienes se suman, con precisión y sabor, Otto Santana y Ruly Herrera, en las congas y el drums respectivamente.

Esta es la alineación de Habana Ensemble, y la responsable de la cuidadosa sonoridad de este material, siempre bajo el liderazgo del maestro César, que sobresale por su impronta creativa, por sus interpretaciones del saxo alto y el soprano indistintamente, así como en ocasiones de la flauta. También es importante destacar que Emilio Martiní no funge solamente como intérprete, sino que es compositor y arreglista de algunos de los cortes del álbum, así como director musical del fonograma en conjunto con César López.

Esta producción discográfica comprende 8 pistas, cuyo hilo conductor es la atmósfera latin que circunda cada una de las piezas. Algunas, como “Latin Coltrane” provienen de otros entornos y fueron aderezadas con la sazón de César, reformulando innegablemente sus sentido original. Otra interesante obra del disco es el arreglo realizado a la canción de César Portillo de la Luz “Me faltabas tú”, cuya belleza, delicadeza, romanticismo, perdura más allá del arreglo jazzístico, que le otorga a la pieza un glamour de salón sofisticado.

También se disfruta mucho el tema “Chapa negra”, que explota los ritmos latinos y los bloques percutivos con figuraciones bien definidads de samba, bossa, y música popular cubana, lo cual resulta en su conjunto en sonoridades bien tropicales. Así como las pistas, “Bloqueo” y “Contrabando”, la primera que funciona como intro de la segunda. Inicia con un magistral solo de congas, al cual se suma impecablemente el drums, y tras una increíble demostración de talento de parte de todos los intérpretes, culmina junta toda la banda.

Definitivamente un disco para disfrutar del buen jazz latino que se hace en nuestro país, desde una sobriedad, limpieza y virtuosismo improvisatorio, que marca toda la producción, y que por supuesto es propio del gran maestro César López.