32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
DSC00132

Adel González: ¨La verdad está en el estudio¨

 

Adel González, artista exclusivo de la compañía de percusión RolandMeinl, es hoy un prodigioso percusionista, reconocido como uno de los intérpretes de las tumbadoras más prominentes a nivel internacional. Obtuvo un Grammy Latino formando parte de la grabación del disco ¨Llegó Van Van¨, además de 5 nominaciones con diversas agrupaciones. Por su labor como instrumentista está categorizado como un pilar de la percusión en Cuba. En esta ocasión nos habla de sus logros y metas como percusionista, las agrupaciones que tuvieron mayor influencia en su carrera, sus opiniones como músico y sus vivencias dentro de La Fiesta del Tambor.

 

Etapas importantes en tu carrera…

Irakere ha sido la etapa más importante de mi carrera. Es mi carnet de identidad. Enrique Pla me transmitió muchos conceptos musicales y me nutrí muchísimo de ellos, saber acompañar, las dinámicas y agógicas. Yo tenía solo 17 años y no tenía experiencia ninguna. Sabía hacer solos virtuosos, marchas con cinco tumbadoras y tenía mucha resistencia, pero en realidad no tenía las tablas que se obtienen estando mucho tiempo en el escenario. Con Irakere conocí la mayoría de los Festivales y Clubes de Jazz del mundo y ha sido la experiencia más abarcadora que he tenido, porque se hacía jazz y música cubana, con muchos géneros diferentes; había que estar siempre con distintas actitudes, tanto físicas como emocionales.

Afro-Cuban AllStars, por otra parte, me marcó mucho, porque aprendí a ver la música desde otro plano. Cuando empecé, quise tocar con la influencia de Tata Güines. Pepe Espinosa, que estaba en el grupo, me ubicó verdaderamente en la música que estábamos haciendo y me presentó a Tata Güines musicalmente, mostrándome la importancia que tenía comprenderlo como antecesor -en la percusión- de la música que yo hacía, que era el jazz, además de su valor en la música tradicional, que era a lo que me tenía que enfrentar. Aquí aprendí a tocar asentadamente la música cubana.

 

Proyectos actuales…

Agua que va a caer, Identidad tras los pasos es un proyecto que comparto con Yaroldi Abreu y Edgar Martínez. Casi todos los temas son standards de Juanito Márquez, Pacho Alonso, Pello el Afrokán, José Luis Cortés, entre otros. Compartimos con Ela Calvo, Pancho Amat, Barbarito Torres, Clave y Guaguancó y otros músicos que aportaron su esencia. Reafirmamos que en la actualidad aún se tocan géneros como el mozambique, el pilón, chachachá, etc.

Realicé un DVD sobre la tumbadora para las escuelas de arte, donde hablo de los ritmos, los géneros, con un variado número de tumbadoras y cómo se aplica eso en diversos formatos. Estoy preparando un libro que resume el DVD, que habla además de la independencia en la percusión. También tengo otros libros donde expongo mis métodos de enseñanza.

 

Planes futuros…

Quisiera hacer un disco con temas míos, arreglados por mí. Tengo mi músicay quisiera continuar componiendo, pero lo que me gusta en verdad es dar clases, porque me place hacerle sentir a los alumnos los sonidos de la tumbadora, las variaciones que se pueden hacer de esos sonidos, la técnica correcta. Veo muy claros los caminos de enseñar. Todos los ejercicios pueden llegar a ser muy interesantes, incluso para ser usados como recursos en un solo, sin que llegue a ser mecánico. He logrado hacer entender cómo quintear e improvisar y es muy gratificante ver los resultados en los alumnos.

 

Ser jurado del concurso de percusión La Fiesta del Tambor es…

…muy interesante para mí. Aprendo mucho de los muchachos que se presentan porque escuchar a numerosos músicos que se especializan en un instrumento de percusión determinado es muy enriquecedor, me aporta ideas, patrones, conceptos, que si no son nuevos, son de una manera diferente de ver la música y yo me alimento de eso. También significa que tienes las herramientas para evaluar y las condiciones para estar al lado de músicos que son personalidades de la percusión cubana y eso es muy gratificante.

 

La percusión en Cuba…

En Cuba hay excelentes bataleros, tumbadores, timbaleros, bateristas y demás. Ha habido muchas influencias del virtuosismo foráneo y no se puede perder la esencia del solo tradicional en Cuba, la forma de hacer hablar la tumbadora, clara y limpia. No hay que perder la belleza de hacer un solo por querer ¨impresionar¨.

 

Un consejo para los jóvenes…

El secreto, la garantía del futuro está en el estudio, está en descubrirse, no ¨fusilar¨ tanto y buscar el estilo propio, que es lo más difícil, partiendo de lo que se aprende de escuchar la buena música; está en no conformarse. La verdad está en el estudio.