32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
Photo by Carlos Pericas

Santiago – Jueves 15 de DICIEMBRE (+ invitados La Conga de los Hoyos)

La Habana – VIERNES 18 de DICIEMBRE (+invitados Osaín del Monte)

Todo comenzó con una impresión compartida. Después de su primera colaboración musical allá en 2011, Fatoumata Diawara y Roberto Fonseca sabían que 4 minutos y 32 segundos no eran suficientes. En un único tema, buscaron la armonía perfecta. Ese mismo año, Fonseca graba el disco “YO” (Jazz Village). Otro punto a destacar en la carrea de este gran pianista de jazz, quien saltó a la fama mundial cuando acompañó a Ibrahim Ferrer en 2001.

Nacido en La Habana en 1975, en 2011 ya tenía una buena carrera y varias grabaciones en su haber. (Su primer álbum en solitario “Tiene que ver” fue grabado en Cuba y salió en 1999 bajo el sello Egrem). “YO” está plagado de swing y blues, así como funk y ritmos africanos. Este último bebe de la cultura Yoruba y santería, la religión sincrética legada por los esclavos africanos y la que Fonseca profesa. «Casi habíamos terminado de grabar YO, cuando sentimos que había algo que faltaba», recuerda Roberto. Una voz de mujer. «Una voz que uniese modernidad y enraizada en la tradición. »Su técnico de grabación le habló de la cantante maliense Fatoumata Diawara. Fonseca rápidamente la encontró en Internet … El efecto fue instantáneo. ¡Era la voz que necesitaba!

Nacida en Costa de Marfil en 1982, Fatoumata Diawara comenzó su carrera como actriz antes de saltar a la música. Con 14 años, actuó en la película Taafe Fanga del director maliense Adama Drabo. Posteriormente actuó junto a Oumar Sissoko (La Genèse), antes de unirse a la compañía de teatro callejero Royal de Luxe («Petits Contes chinois revus et corrigés par les nègres»).

En 1998, Fatoumata Diawara actua en en Antigone en el teatro parisino Bouffes du Nord junto a Sotigui Kouyaté. «Fue entonces cuando me di cuenta de mi voz»,  afirma Fatou. Posteriormente representó el papel de la bruja diabólica Karaba en el musical Kirikou et Karaba, una adaptación de la película de animación de Michel Ocelot. Más recientemente, interpretó en la premiada película Tombuctú, de Abderrahmane Sissako. Luego actuó en Bintou Wéré, un opéra du Sahel, bajo la dirección artística de Wasis Diop, trabajando con Dee Dee Bridgewater, Cheick Tidiane Seck y Oumou Sangaré. En 2011, lanza su primer trabajo musical en solitario “Fatou” (World Circuit). Ese mismo año, conoce a Roberto Fonseca en un estudio en París …

Tocamos juntos únicamente en Bibisa (lo que significa que vamos a tener una fiesta, vamos a divertirnos, en bambara). A partir de ese momento fue como si nuestras energías se hubieran unido. Pasamos a ser hermanos », afirma la cantante. Un entusiasmo compartido también por el pianista. Había una cosa clara para ambos: 4 minutos 32 segundos – la longitud de Bibisa – era muy poco tiempo.

Iluminados por esta revelación; en “At Home”  ambos artistas escogen un repertorio basado en sus respectivas composiciones. Roberto Fonseca fue el encargado de los nuevos arreglos, dando una coherencia cuidadosamente afinada a la colección. Un proyecto soñado por el. Como nunca había puesto un pie en África, siempre deseó componer para un artista africano. Con un grupo que mezclara la música de Cuba – grupo, a su vez, de ensueño para Fatoumata – y África. Su primer diálogo transatlántico arrancó en 2014 actuando en varios festivales; entre ellos Jazz in Marciac . Su armonía musical y unión en el escenario fueron notables en esa ocasión. Como el irresistible swing que conforma “At Home”.

LINE UP

Fatoumata Diawara – Voz & Guitarra Electrica, Roberto Fonseca – Piano, teclado & Voz, Ramsés Rodríguez  -Batería, Yandy Martinez – Bajo