32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
melon2

Brenda Besada Rodríguez

De las virtuosas manos e ideas de Melón, nace Ayer y hoy, su segundo disco como solista, cuya primera escucha revela una fuerte influencia de sus raíces latinas, aún cuando lo ha pensado y concretado en el viejo continente. Es quizás la nostalgia por los ambientes sonoros natales, o la innegable cubanía que lo caracteriza siempre, lo que hace de sus obras perdurables piezas del más moderno jazz latino.

Iván Lewis, a quien mejor conocemos como Melón, es uno de los más destacados jóvenes pianistas cubanos. Sus compañeros en esta travesía sonora, son en su mayoría otros jóvenes y talentosos músicos cubanos que también han expandido las barreras geográficas y que continúan cultivando su buen arte en la diáspora. No podían faltar en esta grabación las determinantes marchas de Michael Olivera, las inimaginables secuencias melódicas de Arielito Brínguez, y la constante presencia armónica de Reinier El Negrón Elizarde. A ellos se suman otros invitados especiales, entre los que destacan: el bajista Alain Pérez, el rapero Kumar y la espectacular cantante afroespañola Concha Buika, entre otros relevantes invitados.

Este es un disco mesurado de sonoridad, pero que a la vez tiene de todo un poco. Imponentes bloques improvisatorios, grandes interpretaciones en general, y bellas composiciones. Las estructuras y los acercamientos genéricos están bien logrados, así como el arte sonoro devela una auténtica idea musical, que se defiende durante todo el álbum.

El solo de bajo del tema “Camino” es uno de los momentos más especiales del fonograma. Otra pista que destaca es “Latido del alma”, obra que no podía ser interpretada por otra voz que por la de Buika, quien también fungió como compositora del tema en conjunto a Melón. En esta pieza, confluyen las voces de la cantante, junto a la de Kumar, las cuerdas de Alain Pérez y los batás de Yuvisney Aguilar. Una pieza completa.

Otro corte que no quisiera dejar de mencionar, es la versión realizada por este impresionante pianista a la archiconocida “Vereda tropical”, donde la calidez interpretativa de Melón van progresando hasta brindarle al espectador la más sabrosa descarga pianística, llena de momentos improvisatorios jazzísticos y tumbaos, patrones rítmicos y solos de metal, propios de la música popular cubana.

Ayer y hoy, esta extraordinaria producción discográfica realizada por el pianista Iván Lewis Melón, es un álbum que hace honor a su título, que rescata tradiciones musicales y las renueva, por eso esta placa discográfica representa una joya sonora, llena de citas musicales a nuestros géneros más autóctonos y a nuestros modos de hacer la música. Ahí es donde descubrimos la melancolía, la nostalgia de este disco, que parece haber sido pensado, ensamblado, grabado, y dedicado a Cuba. Es por eso, un álbum de ayer, de hoy… y para siempre.