32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
32 Festival Internacional Jazz Plaza La Habana
Image00001

Por: Margarita Pearce, Karina Rumayor y Laura Mazón

La segunda jornada del X Coloquio Internacional de Jazz acogió dos secciones. La sección matutina, dedicada a la Mediatización y consumo del jazz en Cuba contó con dos paneles y una conferencia, y fue moderada por la directora del coloquio, Neris González Bello. En el primer panel, “El audiovisual y el jazz en la Cuba de hoy. Desafíos estéticos” intervinieron Mario Masvidal, Tony Pinelli, Raúl Valdés González (Raupa) y Joseph Ross (Cuba).

Mario Masvidal apuntó cómo los representantes de géneros musicales de vanguardia tratan de buscar realizadores con intereses similares y hoy el jazz es un género de vanguardia, donde los realizadores audiovisuales encuentran en esta estética musical una especie de desafío. Existen programas como Cuerda viva o A todo jazz, que permiten la visualización de esta música. Por otra parte, en el video clip se han realizado trabajos interesantes. La necesidad de una mirada sistemática a la producción audiovisual para el género, así como la concepción, promoción y gestión del fenómeno jazzístico en Cuba también fue manifestada por este panelista.

Tony Pinelli se refirió a un grupo de problemáticas que se relacionan con el registro y testimonio gráfico y audiovisual de innumerables fenómenos. Hizo un recuento de los momentos más importantes del jazz con sus contradicciones, avatares y devenir. Incluyó en el análisis a los artistas más importantes no solo de este género sino de la música popular bailable cubana y que de algún modo influyeron en el desarrollo del fenómeno jazzístico. Habló además sobre su labor como productor discográfico y audiovisual de Amor y piano.

Raúl Valdés González (Raupa) y Joseph Ross mostraron videos que realizaron a Harold López-Nussa (Bailando suiza) y Gretrel Barreiro (Flash) respectivamente. Se refirieron a las estéticas asumidas, y describieron el proceso creativo de ambos audiovisuales, en tanto a dificultades y retos enfrentados. Así mismo, manifestaron sus ideas respecto a la poca circulación de los clips fuera de contados espacios televisivos.

El panel “Los públicos del jazz… desde la radio” recibió a Ismael Rensoli y Carlos Fornet. Este último significó la  creación en 2010 de un espacio de jazz como parte de Radio Cadena Habana y del programa Retratos de jazz, que surge en 2014 con el objetivo de promocionar y promover los músicos del género. Música Viva es otro espacio que ha servido a ese propósito.

Ismael Rensoli compartió su experiencia en el programa Mirando a las estrellas, de Radio Taino, al cual está vinculado desde el año 1986. En sus inicios el programa tenía el objetivo de captar o escuchar a los jóvenes talentos cubanos que se inclinaban por el jazz. Sin embargo, la radio en Cuba no es uno de los mecanismos más efectivos para la promoción de este género, sobre todo por la ineficiente articulación de los mecanismos institucionales que debieran incidir en la orientación y designación de músicos jazzistas que ameriten y necesiten ser promovidos desde la radio. No se logra una permanencia del jazz en la programación.

Como parte del debate Neris González y Mario Masvidal comentaron algunos de los esfuerzos que se han llevado a cabo desde los medios de difusión masiva para promocionar el jazz, aunque estos espacios resulten insuficientes. Liliana González subrayó la importancia de la radio en la familia cubana y la necesidad de estudiar su impacto.

“Mapeando las estéticas del jazz en Casa… Un viaje a la semilla” fue la conferencia de Layda Ferrando, especialista de Casa de las Américas quien propició un acercamiento a lo que ha acontecido en la institución relacionado con el género. Durante su presentación destacó el empuje de Alberto Faya, quien posibilitó que en los difíciles 90 el jazz tuviera un espacio estable en la Casa con actuaciones de agrupaciones como Afrocuba, Perspectiva, y músicos como Carlos del Puerto (padre) y Ramón Valle. Manifestó que en la Dirección de Música sueñan con llevar a disco una selección de esos conciertos celebrados en la Casa que hoy se encuentran en los archivos de cinta magnetofónica.

Ya en la tarde, la sección Festivales de jazz en el Caribe fue moderada por la musicóloga Ailer Pérez. Cesar López, saxofonista y director de Habana Ensemble informó sobre el festival de jazz de Santiago de Cuba, que cuenta con 3 ediciones y próximamente pasará a ser internacional.

Liliana González Moreno con  “Puerto Rico Heineken Jazz Fest: itinerarios sonoros en 25 años de historia” logró adentrarse en un evento de un gran impacto local, que coloca a Puerto Rico en el entorno jazzístico mundial y que desde su concepción logra trascender un estatus promocional para generar talleres cuyo objetivo es desarrollar el intelecto musical en estudiantes portorriqueños. Este festival, producido y presidido por Luis Álvarez, no es solo un momento, sino un sistema de gestión y promoción.

“Huellas documentadas de una historia que se improvisa” de Yentsy P. Rangel surge como resultado de una tesis del Diplomado de Patrimonio Musical del Colegio San Gerónimo de La Habana, basada en el estudio de los fondos del Festival Internacional Jazz Plaza. El estudio documental fue el método empleado por la autora para acercarse al universo histórico del Jazz Plaza, a través las personalidades del comité organizador, los intérpretes, el repertorio, los premios (de interpretación y composición), las diferentes presidencias del festival (dentro de las que se resaltó la presencia de Chucho Valdés, como figura clave para su gestión y repercusión internacional), y las estrategias de gestión y promoción empleadas.